14 Aceites Esenciales para la Tos, Gripe y Congestión Nasal

Descubre cuáles son los mejores aceites para problemas respiratorios

Aceites Esenciales para la Tos, Gripe y Congestión Nasal.

Una tos mezclada con una congestión nasal es, simplemente, algo molesto. Con frecuencia estos síntomas van acompañados del resfriado común, pero también se presentan con alergias.

Como una alternativa a los jarabes azucarados para la tos, uno puede utilizar los aceites esenciales (limón, incienso, lavanda, etc.), como un ungüento para frotar o como un jarabe para la tos.

Un botiquín medico con mentalidad integral puede ser el lugar donde puedes ir a para aliviar la tos y el resfrío. Las plantas y los aceites aromáticos han utilizados durante miles de años en la medicina y la religión.

Distintas culturas antiguas han utilizado aceites esenciales para problemas respiratorios, incluyendo las culturas de Egipto, India, China y el sur de Europa. Los aceites aromáticos, o esenciales, pueden ser encontrados en diferentes partes de una planta incluyendo la raíz, las hojas, las flores, la corteza, la madera, las semillas, la resina, y el bálsamo.

Los aceites esenciales también son llamados aceites volátiles o aceites etéreos. Estos aceites proporcionan la “esencia” de la fragancia de la planta, así también como un sabor específico. Por ejemplo, el aceite esencial de un limón o una naranja no es difícil de identificar—podemos reconocer fácilmente el olor de los cítricos.

Aceites Esenciales para la Tos, Gripe y Congestión Nasal
Aceites Esenciales para la Tos, Gripe y Congestión Nasal

Aceites Esenciales Principales para Tos, el Resfrío y la Congestión

Los resfriados, alergias y otras afecciones respiratorias pueden ser bastante molestas. Mientras que los resfriados son más comunes durante el otoño y el invierno, las alergias ambientales se ven con más frecuentemente en la primavera y el verano. El resultado en ambos casos es casi siempre una tos, la congestión, los estornudos, un dolor de garganta y una sensación general de fatiga. Afortunadamente, hay aceites esenciales para una tos seca los cuales proporcionan alivio.

A continuación se enumeran los 15 aceites esenciales más efectivos para aliviar la tos y la congestión:

1. Aceite Esencial de Limón

El aceite de limón es uno de los aceites esenciales más efectivos para la tos y la congestión. Está hecho de piel de limón, y se utiliza para los dolores de garganta debido a sus propiedades anti-inflamatorias, antioxidantes y antibacterianas. La evidencia científica demuestra que el aceite esencial del limón puede incrementar el sistema inmune y detiene el crecimiento de bacterias. En un estudio publicado en el Journal of Antimicrobial Chemotherapy (Diario de Quimioterapia Antimicrobial) en 2001, se descubrió que la acción antibacteriana del aceite de limón era efectiva contra los síntomas del resfriado y la alergia.

2. Aceite Esencial de Incienso

El aceite de incienso es uno de los aceites más poderosos que existe. De hecho, en cierto punto el incienso fue valorado aún más que el oro. Hoy en día, el aceite de incienso es un gran anti-inflamatorio para limpiar los pulmones y las vías nasales, y para la regulación de los patrones de la respiración. En particular, puede ayudar a eliminar la flema en los pulmones. Para el tratamiento de la tos o resfriados, usa de dos o tres gotas de aceite de incienso en su difusor.

3. Aceite Esencial de Lavanda

Aceite de Lavanda para la Tos
Aceite de Lavanda para la Tos

La lavanda es uno de los aceites esenciales más comunes que está disponible. Es especialmente útil para los trastornos respiratorios y para los síntomas tales como resfriados, gripe, tos y la congestión nasal; puede aliviar los problemas respiratorios cuando la flema está atrapada dentro de las fosas nasales y los pulmones. Aplica unas gotas de aceite de lavanda en la espalda, el cuello o el pecho para aliviarte.

4. Aceite Esencial de Menta

La menta es un aceite esencial más conocido por sus propiedades antisépticas, antivirales, antibacterianas, antiinflamatorias, antimicrobianas, antiespasmódicas y expectorantes. La menta es un tratamiento común para infecciones nasales, infecciones respiratorias, para la tos, los resfriados y el dolor de garganta. Un estudio publicado en el Journal of Ethnopharmacology (Diario de Etnofarmacologia) en el 2010 indica que la actividad antiespasmódica en el aceite de hierbabuena ayuda a aliviar la tos. Se cree que el mentol en el aceite de menta calma y alivia los dolores de garganta, al mismo tiempo que alivia la tos debido a la escasez del moco.

5. Aceite Esencial de Romero

El aceite esencial de romero es conocido por aliviar los trastornos respiratorios tales como la tos, asma, sinusitis y bronquitis. Esto hace del romero uno de los mejores aceites esenciales para disipar para la tos, la congestión y los resfriados. Un estudio publicado en la revista Molecules en el 2013 descubrió que el aceite de romero es efectivo contra la presión de bacterias resistentes a los medicamentos.

6. Aceite Esencial del Árbol del Té

Se ha descubierto que el aceite del árbol del té presenta actividad protectora contra las bacterias, hongos, y la levadura, de acuerdo a un estudio en el 2000 de un equipo de investigación alemán. Estos microbios pueden causar inflamación, que reducen el sistema inmunológico y conduce a síntomas como la tos y la congestión. Afortunadamente, el aceite del árbol del té contiene propiedades antimicrobianas, antisépticas y antivirales. Es un grandioso aceite esencial para los dolores de garganta, la tos y la congestión bronquial. Para aliviarlos, simplemente aplique de 10 a 15 gotas de aceite de árbol de té como un remedio contra la tos en el cuello y en los senos paranasales.

7. Aceite Esencial de Orégano

El aceite de orégano es un poderoso aceite esencial antiviral. Un estudio prospectivo aleatorizado doble ciego y controlado publicado en el journal Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine (revista de Medicina Alternativa y Complementaria Basada en la Evidencia) en el 2010 encontró que una pulverización conteniendo aceites esenciales tales como el aceite de orégano, romero, menta y eucalipto resultó en un alivio significativo e inmediato de los síntomas de las dolencias de las vías respiratorios superiores incluyendo la tos y el dolor de garganta. El aceite de orégano contiene ingredientes activos antimicrobianos, el carvacrol y timol; es el carvacrol el que se cree que le da la potencial al aceite de orégano.

8. Aceite Esencial de Eucalipto

Aceites para la Tos
Aceites para la Tos

Se sabe que el aceite de eucalipto reduce la inflamación respiratoria y afloja el moco en los pulmones. Pero el uso de eucalipto no está limitado solamente a remedios naturales—se encuentra en muchos productos de venta libre para el resfriado, la tos y el alivio de la congestión nasal. Los beneficios de salud del aceite de eucalipto se deben a sus capacidades para mejorar la circulación respiratoria, brindar protección antioxidante y de estimular el sistema inmunológico. El ingrediente activo en el aceite de eucalipto se llama cineol, y los estudios han indicado durante mucho tiempo que el aceite de eucalipto es útil en el tratamiento de la congestión y las infecciones respiratorias superiores.

9. Aceite Esencial de Tomillo

El aceite de tomillo es uno de los mejores aceites esenciales para la tos y la congestión nasal debido a sus propiedades antioxidantes, antibacterianas y antimicrobianas. Estos efectos pueden ayudarte a apoyar los sistemas inmunológico y respiratorio. En un estudio publicado en la revista Medicinal Chemistry en el 2011, los investigadores examinaron la respuesta del aceite de tomillo a 120 cepas de bacterias que fueron aisladas de pacientes con infecciones respiratorias. Los resultados descubrieron que el aceite de tomillo mostró una fuerte actividad contra todas las cepas de bacterias, lo cual significa que el aceite de tomillo es perfecto para los dolores de garganta, la tos y la congestión nasal debido a los resfriados.

10. Aceite Esencial de baya de Enebro

La baya del enebro es un aceite esencial con un olor dulce y a bosque, y se encuentra en muchos aerosoles de fragancia, mezclas de aromaterapia, y productos para la limpieza del hogar. El aceite esencial de la baya del enebro se utiliza comúnmente para los dolores de garganta y las infecciones respiratorias. Las investigaciones muestran que el aceite esencial de enebro contiene más de 87 ingredientes activos, incluyendo agentes anti-fúngicos, antioxidantes, antibacterianos y antimicrobianos. Un estudio realizado en el 2003 publicado en la revista Phytotherapy Research (Investigación de Fisioterapia) descubrió que la actividad antimicrobiana del aceite de enebro es probablemente debido a una combinación de compuestos llamados beta-pineno, p-Cimeno y alfa-pineno.

11. El aceite Esencial de Clavo de Olor

El aceite de clavo de olor es un aceite esencial utilizado para estimular el sistema inmunológico y para aliviar los dolores de garganta, debido a sus propiedades antivirales, antiinflamatorias, estimulantes, antisépticas, antimicrobianas y antimicrobianas. Un estudio publicado en la revista Phytotherapy Research en el 2007 encontró que el aceite de clavo de olor muestra la actividad antimicrobiana contra una serie de bacterias multi-resistentes. Cuando tienes dolor de garganta o tos, es una buena idea masticar un brote de clavo de olor.

12. Aceite esencial de Ciprés

El aceite esencial de ciprés es enormemente valorado por su capacidad para ayudar al sistema respiratorio y combatir las infecciones. El aceite de ciprés puede eliminar la congestión nasal y puede eliminar la acumulación de flema en los pulmones y en el tracto respiratorio. Las propiedades antiespasmódicas en el aceite de ciprés pueden tratar las dolencias respiratorias como la tos y la congestión nasal debido a los resfriados, bronquitis y el asma. Un estudio publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry (Revista de Quimica Agricola y Alimentaria) en el 2004 encontró que el canfeno, un componente en el aceite de ciprés, inhibió el crecimiento de nueve bacterias diferentes.

13. Aceite Esencial de Hisopo

Aceites para problemas respiratorios
Aceites para problemas respiratorios

En la antigua Grecia, Hipócrates valoró el aceite esencial de hisopo para la inflamación del pecho y la garganta, y otros problemas bronquiales. También se cree que las propiedades antisépticas del aceite de hisopo ayudan a combatir las bacterias e infecciones. El hisopo se considera una buena opción para la inflamación pulmonar, y las infecciones bacterianas o virales de la garganta.

14. Aceite Esencial de Albahaca

La albahaca es un aceite esencial conocido por disminuir la inflamación de las alergias, y funciona al desintoxicar el cuerpo de virus y bacterias. Un estudio publicado en la revista Letters of Applied Microbiology (Cartas de la Microbiología Aplicada) en el 1998 encontró que cinco variedades de aceite de albahaca dulce mostraron una potente actividad antimicrobiana contra la mayoría de las bacterias examinadas. Para reducir la tos y la congestión de las alergias, simplemente agrega una gota de aceite de albahaca en sopas o aderezos para ensaladas. También puedes ayudar al sistema respiratorio al diluir de dos a tres gotas de aceite de albahaca en partes iguales de aceite de coco, y luego aplicar esa mezcla tópicamente a las sienes, el pecho y la parte posterior del cuello.

Cómo Usar los Aceites Esenciales para la Tos, Resfriados y la Congestión Nasal

Aquí hay tres formas para usar los aceites esenciales y ayudar a aliviar la tos, los resfriados y la congestión nasal.

1. Aromaterapia

La aromaterapia es una práctica efectiva para aliviar la tos. Simplemente agrega unas gotas del aceite esencial deseado en un difusor para aliviar la tos, el resfriado, la gripe, las infecciones sinusales o la congestión nasal. Un difusor descompone los aceites esenciales en moléculas más pequeñas que se propagan al aire.

2. Aplicación tópica

Muchas personas también prefieren los aceites esenciales para uso tópico. En este proceso, el aceite es aplicado en la piel, cabello, uñas, dientes o boca. Sin embargo, debido a su alta potencia, es importante diluir y mezclar sus aceites esenciales con los aceites portadores tales como jojoba, aguacate, coco, o almendra dulce. Luego la mezcla puede aplicarse al área afectada.

3. Aplicación oral

Muchos aceites esenciales también pueden ingerirse por vía oral, pero los aceites deben ser seguros y puros. La Administración de Alimentos y Medicamentos ha aprobado ciertos aceites esenciales para uso interno con la denominación genérica para consumo humano conocida como GRAS (generalmente reconocida como segura).

Algunas empresas también venden aceites esenciales de alta calidad para la tos: Doterra o Young Living, por ejemplo. Una gota de aceite esencial puede agregarse a un vaso de agua o té, o una cucharadita de miel. También puedes agregar una gota o dos debajo de la lengua, en una cápsula, o en tu comida favorita.

Remedios Caseros con Aceites Esenciales para Problemas Respiratorios

Aceites Esenciales para la Gripe
Aceites Esenciales para la Gripe

Receta Natural de Ungüento para Frotar Elaborado con Aceite Esencial

Este ungüento casero para frotar puede ayudar a calmar la garganta y a mejorar la respiración. Contiene aceites esenciales y otros ingredientes naturales. Aquí hay una receta fácil de seguir.

Ingredientes

  • 1/2 taza de aceite virgen de coco
  • 1/4 taza de aceite virgen extra de oliva
  • 1/4 taza de cera de abejas, rallada
  • 20 gotas de aceite esencial de eucalipto
  • 20 gotas de aceite esencial de hierbabuena (menta)

Indicaciones

  • Coloca todos los aceites y la cera de abejas en un frasco grande.
  • Coloca dos pulgadas de agua en una cacerola a fuego medio a bajo.
  • Ubica el frasco en la cacerola y deja que los aceites se derritan, y se agiten para que los aceites se combinen.
  • Después de haber combinado, enfriado la mezcla, y de agregar los aceites esenciales.
  • Vierte la mezcla en latas de metal, o almacénala en recipientes. Deje reposar la mezcla.
  • Utilízala en el pecho para aliviar la congestión y la tos.

Receta Casera de Jarabe para la Tos del Aceite Esencial

Hay formas naturales de usar los aceites esenciales para la tos, el resfriado y el alivio de la congestión. Los jarabes convencionales para la tos casi siempre contienen gran cantidad de azúcar. Como alternativa, prueba un jarabe casero para tos que estimulará el sistema inmunológico y aliviará tu garganta naturalmente. No toma mucho tiempo hacerlo, y todo lo que se necesita, son unos pocos aceites esenciales y un poco de miel. A continuación te muestro una receta fácil.

Ingredientes

  • 1 gota de aceite esencial de limón
  • 1 gota de aceite esencial de hierbabuena (menta)
  • 1 gota aceite esencial de lavanda
  • 1 gota de aceite esencial de incienso
  • 1 cucharadita de miel

Instrucciones

  • Coloca la miel en un frasco, y agrega los aceites esenciales.
  • Mezcla bien.
  • Trágate la mezcla.

Riesgos de los Aceites Esenciales para Problemas Respiratorios

Los aceites esenciales adecuados para la tos, el resfriado y la congestión pueden ser una gran contribución a cualquier programa de tratamiento. Pero dicho eso, siempre fundamental entender cómo utilizar los aceites esenciales. Las mujeres embarazadas, los niños, los infantes, los ancianos, y aquellas personas con enfermedades severas deben consultar con un especialista antes de usar los aceites esenciales.

Lo mejor es nunca ingerir los aceites esenciales ni aplicar los aceites que no han sido diluidos sobre la piel sin el entrenamiento o la supervisión de un profesional médico. Por ejemplo, el aceite del árbol del té no debe ser tomado internamente; es más adecuado para aromaterapia o para el uso tópico. Cualquier aceite esencial debe ser siempre diluido con aceite portador. Si toma aceites esenciales internamente, es mejor consumir de una a dos gotas al día durante un mes y luego tomar un descanso de dos semanas antes de continuar el tratamiento.

14 Aceites Esenciales para la Tos, Gripe y Congestión Nasal
5 (100%) 1 voto

Por