Aceite de Hisopo: Propiedades contra Infecciones y Parásitos

El aceite esencial de hisopo cura problemas respiratorios y refuerza el intestino, además de combatir las infecciones y parásitos

El hisopo se ha utilizado durante siglos como un agente antiséptico; entre sus usos comunes en forma de aceite esencial encontramos que es una planta medicinal y que se ha aprovechado como hierba aromática. La palabra se utiliza incluso en la Biblia – en el versículo 7 del Salmo 51, que dice: “Me has de purgar con hisopo, y seré limpio.”

aceite-esencial-hisopo

Durante miles de años, el hisopo se ha utilizado como purificador y limpiador; los romanos usaban hisopo porque creían que ayudaba a protegerlos contra las plagas. Su reputación como protector ha llevado a la gente a colgar hisopo seco en sus hogares con el fin de mantener fuera el mal de ojo y la negatividad. También se solía colocar en lugares cerca de tumbas para proteger a los muertos.

El hisopo, o hyssopus officinalis, es una planta herbácea del género Hyssopus, y es nativa del sur de Europa, Oriente Medio y la región que rodea el Mar Caspio. Su nombre proviene de la palabra hebrea adobe o ezob, que literalmente significa “hierba santa.” Hoy en día, el aceite esencial de hisopo se utiliza para tratar problemas digestivos e intestinales, del hígado y de la vesícula biliar, dolor intestinal y pérdida de apetito. También se usa para los problemas respiratorios en diversas formas, tales como la eliminación de la tos, ayudando a prevenir las infecciones respiratorias y resfríos comunes, calmar el dolor de garganta, y como uno de los remedios naturales para el asma.

El hisopo y sus Componentes

El hisopo es un arbusto que crece entre 30 hasta 60 cm de altura. Tiene un tallo leñoso que sirve de base, a partir del cual crecen ramas rectas. Las hojas son de color verde oscuro, y las flores son fragantes y coloridas; en los meses de verano, la planta produce flores color blanco, azul y rosa.

Los tallos se cortan dos veces al año, al final de la primavera y a principios de otoño. Una vez que se cortan, se secan, proceso que dura aproximadamente seis días. Una vez secas, las hojas y las flores se cortan finamente, y la mezcla se puede almacenar durante un máximo de 18 meses. La planta también se utiliza para hacer un aceite esencial, extractos y cápsulas.

El hisopo es parte de la familia de la menta, por lo que tiene un sabor mentolado que puede ser bastante intenso cuando se añade a los alimentos. Lo mejor es usar la hierba en pequeñas cantidades al añadir a las ensaladas, caldos o sopas. Los componentes principales del aceite de hisopo incluyen monoterpenos (cis-pinochamphone, trans-pinocamphone y beta-pineno) y sequiterpenes (germacreno y elemol); sin embargo, la composición química varía dependiendo de la etapa de crecimiento de la planta cuando se extrae.

Hisopo propiedades
Hisopo propiedades

Los flavonoides presentes en el aceite de hisopo proporcionan propiedades antioxidantes beneficiosas. Un análisis publicado en el Boletín de Productos Farmacéuticos fue capaz de indicar que hay 20 compuestos en el aceite de hisopo. El Apigenina 7-O-β-D-glucurónido se aisló como el principal flavonoide; alcanfor, germacreno y spathulenol son los otros compuestos principales que se encontraron. Los resultados de esta descomposición química revelaron que el hisopo posee valiosas propiedades antioxidantes para uso culinario y medicinal, sobre todo cumpliendo la función de antioxidante natural.

8 Beneficios del hisopo

1. Cura problemas respiratorios

El hisopo es antiespasmódico, lo que significa que alivia los espasmos en el sistema respiratorio y alivia la tos. También es un expectorante – suelta la flema que se ha depositado en las vías respiratorias. Esta propiedad ayuda a curar las infecciones del resfriado común, y ayuda a tratar las afecciones respiratorias, por lo que sirve como un remedio natural para la bronquitis. La tos es una reacción común del sistema respiratorio que trata de expulsar los microbios nocivos, polvo o irritantes, por lo que las propiedades antiespasmódicas y antisépticas del aceite de hisopo lo convierten en un tratamiento natural para la tos y otras afecciones respiratorias.

El hisopo también puede funcionar como un remedio para el dolor de garganta y la inflamación pulmonar, por lo que es una gran herramienta para las personas que utilizan su voz durante todo el día, por ejemplo los maestros, cantantes y locutores. La mejor manera de calmar el sistema de la garganta y las vías respiratorias es beber té de hisopo o añadir unas gotas de aceite en la garganta y el pecho.

2. Combate los parásitos

El hisopo tiene la capacidad para combatir parásitos, que son organismos que se alimentan de los nutrientes de otros organismos. Algunos ejemplos de parásitos incluyen la tenia, pulgas y parásitos intestinales. Debido a que es un vermífugo, el aceite esencial de hisopo expulsa la producción parasitaria, especialmente de los intestinos. Cuando un parásito vive en y se alimenta de nuestro sistema, interrumpe la absorción de nutrientes y causa debilidad y enfermedad. Si el parásito vive en el intestino, perturba los sistemas digestivo e inmunológico.

Por lo tanto, el hisopo puede ser una parte clave de una limpieza corporal completa, ya que ayuda a muchos sistemas en el cuerpo y se asegura de que los nutrientes necesarios no sean captados por estos organismos peligrosos.

3. Combate las infecciones

El aceite de hisopo impide el desarrollo de infecciones en heridas y cortes. Debido a sus propiedades antisépticas, cuando se aplica a una abertura de la piel, combate la infección y mata las bacterias. El hisopo también ayuda en la curación de cortes profundos, cicatrices, picaduras de insectos e incluso puede ser uno de los mejores remedios caseros para el acné. El hisopo tiene las propiedades antibióticas de los aceites volátiles de la planta. Mientras que las propiedades antibióticas son generalmente fuertes, muestran mejores resultados en las heridas superficiales y las infecciones de hongos.

Aceite de hisopo
Aceite de hisopo

Un estudio realizado en el Departamento de Virología, Instituto de Higiene en Alemania ha puesto a prueba la capacidad del aceite de hisopo para luchar contra el herpes genital mediante el ensayo de reducción de placas. El herpes genital es una infección crónica y persistente que se transmite de manera silenciosa como una enfermedad de transmisión sexual. El estudio encontró que el aceite de hisopo bajó la formación de placas en más de un 90 por ciento, lo que demuestra que el aceite interactuó con el virus y sirve como una aplicación terapéutica para el tratamiento de herpes.

4. Aumenta la circulación

Un aumento en el flujo sanguíneo o circulación en el cuerpo beneficia el corazón y los músculos y arterias del cuerpo. El hisopo mejora y favorece la circulación debido a sus propiedades anti-reumáticas. Al aumentar la circulación, el aceite esencial de hisopo puede funcionar como un remedio natural para la gota, el reumatismo, la artritis y la inflamación. El ritmo cardíaco disminuye cuando la sangre circula correctamente, y así relaja los músculos del corazón y equilibra la presión arterial de manera uniforme en todo el cuerpo, lo que afecta a todos los órganos.

Muchas personas están buscando remedios naturales para la artritis, ya que puede ser una condición incapacitante. La osteoartritis, el tipo más común de artritis, se produce cuando el cartílago entre las articulaciones se desgasta, causando la inflamación y dolor. Al aumentar la circulación, el aceite de hisopo y inhibe la hinchazón y la inflamación, lo que permite que la sangre fluya a través del cuerpo y alivie la presión que se acumula debido a la obstrucción de las arterias.

Debido a su capacidad para mejorar la circulación, el aceite de hisopo es también un remedio casero y tratamiento natural para las hemorroides, que son experimentadas por el 75 por ciento de las personas en algún momento de sus vidas. Las hemorroides son causadas por un aumento de la presión en las venas del ano y el recto. La presión sobre las venas provoca inflamación, dolor y sangrado.

5. Alivia el dolor y los espasmos musculares

Casi todo el mundo probablemente ha experimentado molestias en sus músculos en algún momento. Debido a que casi todas las partes del cuerpo tienen tejido muscular, este tipo de dolor se puede sentir prácticamente en cualquier lugar. Un estudio realizado en el Departamento de Farmacología de Sustancias Naturales y Fisiología General en Italia encontró que el aceite de hisopo tiene una actividad relajante muscular cuando se probó en intestinos de conejillos de indias y conejos. El tratamiento de aceite de hisopo inhibe las contracciones y reduce la amplitud de los movimientos espontáneos. Las propiedades antiespasmódicas del aceite de hisopo ayudan a tratar dolores musculares y calambres.

Aceite de hisopo usos
Aceite de hisopo usos

Además, el aceite de hisopo ayuda al cuerpo a deshacerse del exceso de sales de sodio, líquidos y otras sustancias tóxicas a través de la orina. Como diurético natural, el aceite de hisopo reduce la inflamación, la hinchazón y el dolor reumático.

6. Refuerza la respuesta inmune

El hisopo mejora la circulación y la digestión, mientras que mata las bacterias y los parásitos – todos estos beneficios refuerzan el sistema inmunológico para que funcione correctamente. Al disminuir la inflamación y permitir que la sangre circule por nuestros órganos, el aceite esencial de hisopo mantiene el funcionamiento correcto de todo el cuerpo.

Un prometedor estudio realizado en el Departamento de Medicina, del Hospital de la Universidad de North Shore en Nueva York encontró que los extractos de hisopo contienen ácido cafeico, taninos no identificados y posiblemente una tercera clase de compuestos de mayor peso molecular no identificadas que exhiben una fuerte actividad anti-VIH, por lo tanto, puede ser útil en el tratamiento de pacientes con SIDA. La actividad antiviral de los compuestos de hisopo demostró ser útil en la lucha contra las enfermedades que amenazan la vida.

7. Ayuda a la digestión

El aceite de hisopo es un estimulante, por lo que aumenta la producción de secreciones, como la bilis, enzimas digestivas y ácidos. Estos jugos gástricos son necesarios con el fin de descomponer los alimentos en su camino hacia el estómago. Tenemos jugos digestivos que contienen enzimas con el fin de acelerar las reacciones químicas en el cuerpo y descomponer los alimentos en nutrientes.

Al facilitar la digestión, el aceite de hisopo ayuda a la descomposición de proteínas, carbohidratos complejos y nutrientes. Debido a que el sistema digestivo interactúa con todos los otros sistemas del cuerpo, incluyendo los sistemas nervioso, endocrino y el sistema inmunológico, el papel que juega el hisopo como un estimulante es muy beneficioso. El aceite de hisopo también puede ser útil para la liberación de gas y la indigestión.

8. Promueve la salud de la piel

El aceite de hisopo tiene el poder de disminuir la apariencia de cicatrices y de funcionar como un tratamiento natural para el acné, viruela, forúnculos, estrías y heridas. También promueve la regeneración celular y el crecimiento de piel nueva, haciendo que las marcas viejas se desvanezcan. Debido a que el aceite de hisopo es antiséptico, puede matar a las bacterias en la piel y combatir las infecciones. La aplicación de unas gotas de este aceite beneficioso sobre la piel nos hace ver más jóvenes y saludables.

Cultivo de hisopo

Por lo general, las semillas de hisopo se siembran en la primavera; pueden ser propagadas de las raíces o esquejes en otoño y primavera. Al plantar, asegúrate de dejar 40 o 50 cm entre las plántulas para que tengan suficiente espacio para crecer. El hisopo se desarrolla mejor con un suelo bien drenado, a pleno sol, y cuando se vuelve demasiado grande, necesita ser recortado. La planta atrae a las mariposas, abejas y sírfidos, que fomentan la polinización natural.

Si vas a recoger o cortar las hojas para el secado, hazlo en un día soleado para asegurar que obtienes la mayor concentración de ingredientes activos. Deja que las hojas se sequen al aire en un lugar soleado y con un montón de aire; Toma unos seis días antes de que estén completamente secas. Para el almacenamiento, guarda las hierbas secas en un recipiente hermético.

Aceite esencial de hisopo casero

Antes de secar la planta, puedes hacer tu propio aceite esencial. Corta las hojas y las flores de una planta de hisopo madura temprano en la mañana. Enjuaga y deja que se sequen por completo, y luego córtalas en trozos finos. Al aplastar los trozos picados, el aceite comienza a salir de la hierba lentamente. Todo lo que necesitas es un par de gotas mezcladas con un aceite portador para sacar provecho de las propiedades y beneficios asombrosos del aceite esencial de hisopo.

Más usos del aceite de hisopo

El hisopo se usa más comúnmente para combatir infecciones respiratorias y de la garganta, la fatiga, dolores musculares y artritis. Se utiliza tradicionalmente en forma de té, pero es igualmente eficaz en forma de cápsulas, aceite o extractos. A continuación cómo usar el aceite de hisopo en casa:

  • Para la aromaterapia, difundir o inhalar 3-5 gotas de aceite de hisopo.
  • Cuando se utiliza por vía tópica para el tratamiento de irritaciones de la piel, quemaduras, moretones y la congelación, diluir 2-3 gotas de hisopo con partes iguales de un aceite portador (como el aceite de coco o aceite de jojoba), antes de aplicar a la piel.
  • Para curar cicatrices y heridas, diluir 2-3 gotas de aceite de hisopo con partes iguales de aceite de coco o aceite de jojoba y aplicar la mezcla a la zona específica dos veces al día.
  • Añadir 3-5 gotas de aceite de hisopo con agua de baño caliente para estimular la sudoración y bajar la temperatura corporal.
  • Para reducir la fiebre, masajear dos gotas de aceite de hisopo y una cucharadita de aceite de coco en los pies.
  • Como una fragancia, el aceite de hisopo se puede añadir a los jabones, lociones y jabones líquidos.
  • La hierba fresca se utiliza comúnmente en la cocina, pero el sabor es muy fuerte, por lo que a menudo se cuece al vapor al hacer caldos o sopas. Se puede añadir a las ensaladas en pequeñas cantidades. Las hojas tienen un sabor ligeramente amargo debido a sus taninos y un intenso aroma a menta.
  • Para uso interno, añadir 1-2 gotas de hisopo al agua y mezclar en un batido. Sólo usa marcas de aceite de alta calidad cuando lo utilices para el consumo.
  • Las hojas y flores de hisopo se empapan en agua para hacer infusiones y té medicinal.
  • La planta es comúnmente utilizada por los apicultores para producir una miel rica y aromática.
  • La hierba hisopo se usa para dar sabor a licor y es parte de la formulación oficial de la Cartuja.
  • Para matar las bacterias en la boca, hacer gárgaras con 1-2 gotas de hisopo, mezclada con agua.

Receta del té de hisopo

Para hacer tu propio té de hisopo, empieza por hervir dos tazas de agua. Añade dos cucharadas de hojas frescas de hisopo al agua y deja reposar durante 30 minutos. Puedes hacer un lote grande de té y calentar de nuevo cuando sea necesario.

El té de hisopo es una buena manera de aliviar las infecciones respiratorias, el resfriado común y los dolores. También ayuda a regular el sistema digestivo y el sistema inmunológico. Incluso puedes aplicar té de hisopo en las heridas, cortes y contusiones para acelerar el proceso de recuperación y minimizar la apariencia de manchas oscuras y cicatrices.

Posibles efectos secundarios y precauciones

El hisopo se considera seguro para la mayoría de la gente en las cantidades que se encuentran en los alimentos y en cantidades medicinales. No es seguro usar el hisopo durante el embarazo, ya que podría hacer que el útero se contraiga o iniciar la menstruación, y estos efectos podrían conducir a un aborto involuntario. No se sabe si el hisopo es seguro de usar durante la lactancia, por lo que evita su uso o habla con tu médico primero. No dar a los niños hisopo; convulsiones fueron reportadas en un niño que tomó 2-3 gotas de aceite de hisopo por varios días.

Si tienes un historial de convulsiones, no utilices el hisopo, ya que puede desencadenar convulsiones o empeorarlas. Cuando se utiliza aceite de hisopo, no uses más de 30 gotas al día porque es un convulsivo y puede aumentar tu riesgo de tener una convulsión. El hisopo también se sabe que aumenta la presión arterial, lo que puede ser beneficioso para las personas con presión arterial baja, pero problemático para las personas que están tratando de bajar estos niveles.

Aceite de Hisopo: Propiedades contra Infecciones y Parásitos
5 (100%) 6 votos

Por